Agustín Vernice se ubico en la octavo posición en la final y se quedó con un diploma olímpico.

El oriundo de Olavarria se convirtió en el segundo argentino en competir en una final de K1 1000m desde Correa en Sydney 2000. Tras su participación, elogió a su compatriota.

Terminó octavo en la definición de kayak individual y se retiró con bronca por no poder dar pelea por una medalla; lloró por no estar en Río, se lamentó en Japón y ahora va por París

Si bien quería una medalla, Agustín también se ilusionaba con llegar a la final del K1 1000, lo cual cumplió y fue 8°.

Agustín Vernice se animaba a soñar, por qué no, con llegar a la cima del deporte. Y lo hizo a los 25 años en Tokio, donde no quería despertarse por lo que estaba consiguiendo. Tanto que cumplió otro sueño más, llegar a la final. La medalla no se le presentó pero, igualmente, se dio por hecho. De Japón se trae un diploma, reservado a quienes quedan del 5° al 8° puestos.

Deja un comentario

uno × uno =