River Plate ganó y se clasificó a cuartos de final de la Copa Libertadores

el Millonario derrotó 1 a 0 ante Athletico Paranaense gracias al grito de Nicolás de la Cruz a los 39 minutos del segundo tiempo, 

Ante un rival que complicó e incomodó a River, desde el mismo comienzo. En los primeros minutos del partido, ambos se propusieron buscar el arco rival. Un disparo a las manos de Armani por parte del visitante y una llegada de River por izquierda con un centro desviado al córner por un defensor de Paranaense fueron las primeras aproximaciones de los dos equipos.

Las chances claras no tardaron en llegar en el partido que, durante el primer tiempo, tuvo trámite parejo. Erick le erró al arco en un remate de corta distancia y Borré exigió a Bento, arquero del conjunto brasileño.

Por momentos, River se adueñó de la posesión de la pelota y comenzó a crecer en ofensiva. Muy activo Borré y los laterales volantes que subieron por sus costados para colaborar. Nacho Fernández habilitó muy bien a Suárez, lo dejó mano a mano, pero entre el arquero y el palo se salvó el equipo de Brasil. Paranaense aguantó, durante los buenos momentos de juego de River, pero tuvo espacios para el contraataque.

El equipo brasileño complicó a River con dos pelotas paradas sobre el final de los primeros 45 minutos, pero los de Gallardo también tuvieron sus oportunidades: Nacho Fernández y Nicolás De la Cruz exigieron a la defensa y al arquero para que la primera etapa finalizara 0 a 0. Con este resultado, River se acerca a los cuartos de final.

En el comienzo de la segunda etapa, River tomó el control del partido y atacó. Una vez más, Bento y el palo salvaron a Paranaense. Suárez y Rojas también fueron partícipes de situaciones claras de gol par el equipo de Gallardo, que no era efectivo.

El arquero Bento se convirtió en figura con un gran mano a mano que le tapó a De la Cruz, en una jugada en la que River diagramó muy bien el ataque. El equipo de Marcelo Gallardo ´fue amo y señor de toda la segunda parte.

El ingreso de Carrascal le dio un cambio de ritmo a River en la ofensiva y a falta de nueve para el final, el colombiano habilitó a su compatriota Borré, que fue derribado en el área. El árbitro Valenzuela no dudó y pitó penal. De la Cruz ejecutó, la pelota rebotó en el palo y se dio la carambola en Bento antes que que el propio volante estableciera el 1 a 0. En el final, el visitante buscó la igualdad, pero la falta de ideas se notó y no pudo contra el arco defendido contra Armani.

El equipo de Gallardo encontró sobre el final el gol que tanto había buscado y se clasificó a los cuartos de final de la Copa Libertadores. En el estadio de Independiente, luego de un penal que ejecutó, rebotó en el palo, la espalda del arquero Bento, otra vez en el poste y finalmente el urguayo mandó a la red. Fue necesario todo eso para doblegar al joven brasileño, el tercer guardameta del plantel, que atajó en ambos partidos debido a que sus compañeros de puesto tienen coronavirus. Y fue la gran figura de la noche en Avellaneda.

Este miércoles saldrá del ganador del cruce entre Nacional de Montevideo e Independiente del Valle que disputarán el encuentro de vuelta en Uruguay. En la ida, igualaron 0 a 0 en Ecuador. En caso de que accedan los uruguayos, River deberá definir como visitante, mientras que si los que acceden son los ecuatorianos, el encuentro de vuelta se disputará en Buenos Aires.

Deja un comentario

dieciocho + dos =