El médico de Diego Maradona se presenta espontáneamente ante la Justicia y quiere declarar

Este lunes, cerca de las siete de la mañana, el neurocirujano Leopoldo Luciano Luque, uno de los últimos profesionales que intervino en la salud de Diego Armando Maradona -a quien operó por un hematoma en la cabeza y que falleció este miércoles pasado cómo consecuencia de un ataque cardíaco- salió de su casa en la localidad de Adrogué, al sur de la provincia de Buenos Aires, en dirección a la fiscalía general de San Isidro, a cargo del doctor John Broyad, para brindar una declaración espontánea.

En esa dependencia judicial, donde se tramita la causa que investiga la muerte del astro, declararon también las hijas de Maradona en el trasncurso del fin de semana.

Luque salió en silencio en un auto acompañado por su abogado, Julio Rivas, que brindó una serie de declaraciones ante la prensa y remarcó que a pesar de que aún no fueron notificados formalmente, ni tuvieron acceso al expediente, se presentan voluntariamente a declarar, amparados en el derecho contemplado en el artículo 162 del Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires.

La decisión surge luego de que este domingo, cerca de las 8.45, efectivos de la DDI de San Isidro de la Policía Bonaerense, con la colaboración de la PFA, allanaran la casa particular y el consultorio privado de Luque, donde secuestraron teléfonos, computadoras, un sello médico, documentación y la historia clínica de Maradona que llevaba el neurocirujano.

Deja un comentario

4 + siete =