Sólo 9 de los 47 castigados por la fiesta clandestina cumplieron con parte de la condena

Este jueves es el día límite que impuso el juez de Flagrancia para que cada uno de los 47 jóvenes por haber participado la semana pasada en una fiesta clandestina en un taller mecánico de Capital cumpla con parte del castigo que le impusieron: cada uno debe comprar cuatro pares de zapatillas de marca que serán donados a un merendero de Chimbas, informaron fuentes judiciales.

Se trata de las 48 personas que fueron sorprendidas festejando en un taller de calle Santiago del Estero y Pedro Echagüe, en Concepción. A 47 de ellos los condenaron el lunes pasado por violar la cuarentena impuesta por la pandemia del coronavirus (artículos 205 y 239 del Código Penal).

Esto se dio luego de que los imputados pidieran la suspensión del juicio a prueba por el término de un año. Además, durante 2 años, deberán cumplir ciertas reglas
de conducta: abstenerse de usar estupefacientes y del consumo en forma abusiva de bebidas alcohólicas y fijar domicilio real y comunicarlo a la Oficina de Medidas Alternativas.

Por otro lado, terminado el distanciamiento social preventivo y obligatorio, los ahora condenados deberán realizar trabajos comunitarios no remunerados, en las municipalidades de sus respectivos domicilios, por el plazo de 3 meses, 1 día a la semana, 2 horas por día.

Deja un comentario

ocho − cinco =