El Reino Unido endureció el confinamiento de Leicester tras un nuevo brote de coronavirus: afecta a más de 300 mil personas

El gobierno británico anunció el lunes que volverá a confinar Leicester debido a los numerosos casos positivos de coronavirus reportados en esta ciudad del centro de Inglaterra, la primera localidad que vuelve a introducir medidas restrictivas.

Los comercios “no esenciales” que habían abierto a mediados de junio en Inglaterra, cerrarán de nuevo a partir del martes y las escuelas desde el jueves, declaró el ministro de Salud, Matt Hancock, en la Cámara de los comunes.

Precisó que en dos semanas se revaluarán las medidas. “Debemos controlar el virus. Tenemos que mantener a la gente segura. Estas acciones tienen un profundo interés nacional”, indicó en un momento en el que el desconfinamiento en Reino Unido entra en su próxima etapa el sábado, con la reapertura de pubs, restaurantes, peluquerías, museos y cines, cerrados desde finales de marzo.

“Acciones locales como esta son una herramienta importante de nuestro arsenal para enfrentar epidemias en un momento en el que volvemos a poner en pie el país”, añadió.

“No podemos recomendar una flexibilización del confinamiento el 4 de julio en Leicester”, insistió, y pidió a sus alrededor de 340.000 habitantes a permanecer en sus casas “tanto como sea posible”.

Deja un comentario

20 − once =